14 febrero, 2017

Entrevista a David G. Díaz, por Osveta (Ediciones Irreverentes)


P.- ¿Osveta, publicada por Ediciones Irreverentes, es una novela negra, de terror, un thriller?
R.- Es, ante todo, una historia. Una historia de cómo la desesperación puede hacer que cada uno de nosotros, habitualmente tan serenos, podamos perder la razón hasta el punto de pergeñar un plan en verdad malvado, el cual desde un punto de vista externo nos parecería ominoso. Mi intención en Osveta es llevar el suspense hasta el final, que el lector de adentre en la lectura y quiera saber de qué manera terminará toda esa locura. En cualquier caso, si hubiera que encasillarlo en algún género, creo que el de thriller le podría ir bien, aunque los amantes del terror tendrán su dosis de oscuridad.

P.- ¿Se puede hablar de novela centrada en la violencia contra la mujer?
R.- En realidad, yo lo centraría más en una lucha interna contra los sentimientos enfrentados. Está claro que hay una voluntad de violencia, de dañar lo que ha producido dolor, y todas las frustraciones del agresor cobran forma en María, la cual es solo una persona corriente, como cualquiera de nosotros, que se acaba convirtiendo en objetivo y obsesión.

P.- El destino de los personajes, siendo de orígenes muy distintos, se entrecruza fatalmente.
R.- Como a menudo en la vida misma. Aquello de "pagar justos por pecadores" está a la orden del día. En realidad, no sabemos dónde ni en manos de quién está nuestro destino. Cualquier desconocido que pase a nuestro lado al caminar por la calle puede convertirse en pieza fundamental de nuestras vidas. En el caso de la novela, solo la casualidad y el caprichoso sino logran que tres extraños acaben envueltos en una trama. Relaciones por lo general efímeras como empleado-cliente o la existente entre vecinos pueden desembocar en desenlaces de lo más inesperados.

P.- ¿Podría haberse planteado una novela mucho más larga con esta historia pero preferiste ir a una obra breve e impactante?
R.- Preferí la brevedad, algo más corto y digerible, sin alargar demasiado los hechos. Al transcurrir la acción en una sola madrugada me resultó más conveniente ir a una narración de menor longitud, ambientando la acción para que el lector se sumerja y quede atrapado pero sin prodigarme en largas descripciones. Además, mi procedencia del relato breve contribuyó a tomar esta decisión.

P.- Estilísticamente, ¿en tu obra hay influencias de otros autores?
R.- Lo cierto es que siempre he sido un gran admirador de Poe, y supongo que algo de eso se pega... En realidad la literatura clásica me ha influido mucho siempre, y resulta palmario que en "Osveta" están presentes ciertos matices barrocos de otros tiempos.

P.- Eres de Santander. Eso a veces supone un handicap añadido a la hora de luchar por hacerse un hueco en el mundo literario. ¿Crees que hace falta conciencia de cercanía en tu tierra y de apoco al autor local?
R.- Es posible. Santander es una ciudad pequeña, y aunque tenemos varias librerías de mucha calidad, nos falta un entramado editorial como el que pueden tener ciudades de gran tamaño y población como Madrid o Barcelona. No es que no haya forma de publicar, pero siempre hay menos opciones y es, por lo tanto, más difícil.

P- ¿Es tu novela sombría, encapotada, como una tarde de otoño en Cantabria?

R.- Como una tarde de invierno... Lluviosa... Ventosa... Tormentosa... (Podría seguir de manera indefinida, así que será mejor que pare a tiempo).

Toda la información en http://www.edicionesirreverentes.com/narrativa/OSVETA.htm 
COMPRAR EL LIBRO

No hay comentarios:

Publicar un comentario